GLORIETA DONANTES DE VIDA 28_03_22 (3)

La Algaba dedica una rotonda a los donantes de sangre, órganos y tejidos

Se sitúa en la glorieta situada junto al Centro de Salud

El municipio de La Algaba cuenta desde este lunes con un monumento dedicado a los donantes de sangre, órganos y tejidos en la rotonda ubicada junto al Centro de salud de la localidad, con el que quiere agradecer y reconocer la solidaridad, gratitud, altruismo de cada una de estas anónimas personas y plasmar el reconocimiento y homenaje a los donantes algabeños y algabeñas en particular y en general a los miles de donantes.

Un sí salva vidas. Donar salva vidas y eso lo saben bien muchas familias de La Algaba que ayer estuvieron presentes como protagonistas de la rotulación de una rotonda dedicada a los donantes. Gracias al impulso y empuje del Doctor José Pérez Bernal (Director General de Trasplantes del Colegio de Médicos de Sevilla y precursor de este movimiento desde hace años en nuestro país) junto a la Hermandad de la Vera+Cruz de La Algaba, que ha llevado por bandera la campaña de donaciones en La Algaba, y gracias a la colaboración del Ayuntamiento, que ha hecho posible este gesto, se da visibilidad a los donantes de vida. De este modo, se pretende que el mensaje esté siempre muy presente y que todos los ciudadanos que pasen por esta transitada zona lo tengan en mente. “Porque como ha dicho el doctor, José Pérez Bernal, donar es una cuestión de educación, de valores, y sobre todo, de generosidad, por eso, tanto él, como el resto de intervinientes en el acto presidido por el alcalde de La Algaba, Diego Manuel Agüera Piñero, han dado las gracias a aquellos que en momentos complicados cuando muere un familiar, deciden que sus órganos sigan viviendo en el cuerpo de otras personas para las que su única esperanza es precisamente, ese gesto solidario anónimo”.

En el acto de descubrimiento de esta placa, que ha contado también con la actuación de la Asociación Musical de La Algaba, se ha congregado un buen número de ciudadanos que han querido así arropar este acto sencillo, pero emotivo, especialmente, cuando han tomado la palabra los familiares de personas donantes así como las personas trasplantadas. Muchas de las caras que estaban ayer presente las conoce y ha vivido de cerca sus historias, desde personas que perdieron a un hijo y decidieron donar, a aquellas que en vida donaron un órgano a un familiar cercano, o aquellos que han visto la esperanza de vida renovada gracias a esas donaciones. Momentos emotivos que han llevado a la reflexión de todos los presentes, precisamente, lo que se quiere conseguir con este gesto.